El misterio de Montesierpe

Uno de los enigmas del Perú mas conocido por el mundo entero, es sin lugar a dudas las famosas Líneas de Nasca, (ubicadas en la provincia del mismo nombre al sur de Lima) y no muy lejos en cuanto a fama (tampoco en cuanto a ubicación geográfica se refiere) se encuentran las Líneas de Palpa, las “novatas” figuras de Ocucaje (provincia de Ica), así como el conocido Candelabro de Paracas, ubicado en la península del mismo nombre perteneciente a la provincia de Pisco.

Una de las características en común que presentan estos cuatro “enigmas de la humanidad” es que sus trazos están dibujados sobre la superficie desértica por medio del “método del barrido”, es decir, dichas líneas se forman simplemente quitando la capa superior de la superficie del suelo lo que permite exponer la segunda capa la cual presenta una consistencia mas fina y color mas claro, lo cual permite salten a la vista los trazos que los autores quisieron mostrar.


Ubicación geográfica de las ciudades de Pisco, Ica, Palpa y Nasca,
así como el distrito iqueño de Ocucaje, en Perú.
Imagen: Planeta Encantado

Han pasado varios siglos desde que estas figuras y líneas fueron creadas y aun se desconoce a ciencia cierta preguntas como: ¿Quiénes las hicieron? ¿Cómo las hicieron? (esto en cuanto a precisión matemática y perfección en los trazos) ¿Por qué las hicieron? ¿Para que las hicieron? Y muchas otras interrogantes que surgen sobre estas. Existiendo también la probabilidad de que haya una conexión entre estos cuatro lugares o una interrelación entre ellos.

Pero estos no son los únicos cuatro lugares con que cuenta la Región Ica, en cuanto a “enigmas hechos sobre las pampas” se refiere, los cuales además tienen en común la inquietante característica que solo pueden ser vistos desde el aire (o al menos es la mejor forma de contemplarlos en toda su magnitud), existe otro lugar no menos enigmático ubicado también en la provincia iqueña de Pisco (al igual que el Candelabro) pero si quizás mucho menos conocido, me estoy refiriendo a la llamada “Huella de la Serpiente” ubicada en una zona de cerros conocida como Montesierpe o “Monte de la Serpiente”, dentro de la jurisdicción del distrito de Humay, exactamente a la altura del kilómetro 33 yendo por la carretera de penetración a la sierra de Huancavelica.


Ubicación de la provincia de Pisco - Perú

Esta “Huella de la Serpiente” al igual que las Líneas de Nasca, Palpa, Ocucaje o el Candelabro, es vista en todo su esplendor solamente desde el aire, desde donde se puede ver claramente una enorme huella que parece haber sido dejada por una serpiente gigantesca que se ha arrastrado por los cerros con dirección hacia las cumbres.

Montesierpe es un lugar ubicado en línea recta a unos 47 Km del candelabro de Paracas, unos 78 Km desde Ocucaje, 116 Km desde Palpa y a unos 145 Km de las pampas de Nasca, este lugar consiste en una zona de cerros ubicado en el margen norte del río Pisco, a unos 600 msnm, desde donde se puede tener una vista espectacular del valle pisqueño, en una zona de penetración a la sierra de Huancavelica.

Pero esta “Huella de la serpiente” no esta formada por líneas (como las líneas de Nasca, Palpa, Ocucaje o el Candelabro), sino que esta constituida completamente por hoyos circulares hechos en el suelo, con diámetros que varían entre los 80 cm y los 2 metros, con contornos formados por piedras puestas unas sobre otras.


Tomas aéreas de… Arriba a la izquierda: El picaflor una de las mas conocidas figuras
de las Lineas de Nasca. Arriba a la derecha: La Cruz de San Javier en Palpa. Abajo a la
izquierda: El enigmático Candelabro en la Península de Paracas y abajo a la derecha:
la misteriosa “Huella de la Serpiente” en el distrito pisqueño de Humay.
Imágenes: Planeta Encantado.

Lógicamente, el paso de los años y la depredación arqueológica han deteriorado muchísimo este lugar, ya que se pueden ver muchos hoyos que han sido casi completamente destruidos y otros prácticamente borrados o tapados.


Fotografía a ras del suelo de la “huella de la serpiente” tomada por servidor

Esta “Huella de la serpiente” tiene poco más de 2 kilómetros de largo y su ancho varia entre los 15 a 18 metros, estando formada por más de 5000 hoyos, la mayoría de los cuales de forma perfectamente circular (esto sin considerar algunos hoyos de los bordes que hay sido cortados para delimitar el “cuerpo” de la serpiente). Digo la mayoría, ya que también es posible encontrar -de forma muy esporádica- hoyos con forma de elipse u otros rectangulares con bordes redondeados, siendo esto quizás parte de la clave que descifre el misterio de Montesierpe, ya que recorriendo toda la “serpiente”, servidor solamente pudo contabilizar alrededor de 5 de estos hoyos no circulares.


Arriba a la izquierda: Uno de los tantos hoyos circulares de unos 80 cm de diámetro.
Arriba a la derecha: Un hoyo circular pero truncado en el lado limite con el borde lateral
de la “serpiente”. Abajo a la izquierda: Uno de los escasos hoyos elípticos y abajo a la
derecha: otro de los escasos hoyos no circulares, en este caso uno rectangular con
vértices redondeados, con un largo de casi 2 m y un ancho de 1.5 m.


Servidor haciendo algunas mediciones en uno de los hoyos circulares.

Otro detalle interesante de esta “Huella de la Serpiente” es que en las ultimas horas de la tarde (cuando el sol va cayendo) la sombra que proyectan los hoyos hacen que estos tengan el aspecto de escamas, lo que hace mucho mas verídico el aspecto de la serpiente gracias a que toda la huella se encuentra ubicada en posición sur-norte, consiguiendo que las sombras se dirijan hacia el este cuando el sol va cayendo por el oeste emitiendo sus últimos rayos lateralmente sobre la “serpiente”.


Fotografía tomada por servidor desde lo alto de la “huella de la serpiente”,
al fondo la “serpiente” se va perdiendo en sus inicios cerca de las áreas de cultivo
del valle pisqueño, en Humay.


Imagen satelital a poco menos de 1.5 Km de altura, donde se observa una
parte de la “Huella de la Serpiente” (señalada con flechas rojas).

Consultando a un arqueólogo de la zona, se dice que la “huella de la serpiente” fue hecha por los incas para enterrar a sus victimas mortales por la viruela, es por ello que la gente de la zona conoce este sitio como “la viruela”. Pero, esta teoría solo explica los restos humanos encontrados sólo al principio de la “serpiente” y tampoco explicaría ¿para que hacer tumbas en formas de hoyos y formando todos ellos una fila de cientos de metros a manera de un rastro gigantesco de una serpiente?

Al respecto el investigador pisqueño Oscar Flores (quien llama también a esta “huella de la serpiente” con el nombre de la “avenida”) me ofrece la siguiente explicación:

“El nombre de "viruela" fue puesto, por la primera persona que lo vio desde una avioneta (aprox. en 1931); y asemejó esos "hoyos" que divisaba como una gran avenida, a las marcas o "picaduras" que dejaba las viruela (que era una pandemia por esos años) a las personas que les afectaba (huella que quedaban en la cara); por ello, le puso, "la avenida de las picaduras de viruela", y así se fue conociendo.”

Parece que las "avenida" es pre inca (aprox. de los años Nazca); no hay referencias que fueran hechas por los incas, no se repite en otro lugar en donde llegaran los quechuas (o incas, como se les llama). Lo que sí parece que fuera inca, son las dos grandes necrópolis que están al comienzo; en donde los restos óseos y los textiles , hasta la misma tosquedad de las pircas, parecen corresponder a una ocupación inca tardía. No hay cerámica asociada, ni otro indicio incaico, con la cual se pueda relacionar esta "avenida".


Cuatro fotografías a ras del suelo en diferentes sectores de la “Huella de la Serpiente”.

Otra de las interrogantes que surgen mientras se va avanzando por esta “huella de la serpiente” es ¿Cómo termina este camino?, ¿Qué hay al final de la serpiente?, pregunta a la cual no se halla una respuesta clara luego de las casi dos horas de camino que toma llegar hasta el final, ya que solamente se puede notar como los hoyos van disminuyendo en cantidad y calidad para finalmente en un área de unos 40 m2 dividirse en lo que se podría clasificar en pequeños grupos de hoyos que parecen formar algún tipo de figura geométrica cada uno de ellos. También se puede apreciar en la cima del cerro, donde termina este “camino”, lo que parece ser una vista de perfil de la cabeza de una serpiente. Detalle que a un servidor personalmente no termina de convencer pero que allí está para quienes logren identificarlo.

Con respecto a esto, el investigador Oscar Flores me comenta lo siguiente:

“Hay muchas interpretaciones sobre esa avenida, y ahí radica precisamente el misterio (igual que las figuras de Nazca); algunos creen ver, una especie de "cabeza" en ese terminal, asemejándose al de la serpiente, otros creen ver una especie de W, porque en ese lugar, parece que formaran rombos, distribuidos simétricamente: Al final, todo resulta un misterio”.


Fotografía al final del “camino”, donde los hoyos se dividen en pequeños grupos.


La cima del cerro donde terminan los hoyos, donde se puede apreciar
dibujado el perfil de la cabeza de una serpiente.

Sin duda Montesierpe encierra un misterio mas que seguramente espera a ser develado, en una larga lista de lugares enigmáticos ubicados en la Región de Ica. En donde hasta el momento hay muchas preguntas sin respuesta que envuelven a estos mágicos lugares de la costa peruana, y que seguramente guardan una importante trascendencia historia no solamente para el Perú sino también para el mundo…

Agradecimientos al investigador pisqueño Oscar Flores y a mis amigos Luis, José y Leyla por sus aportes y/o participaciones en el presente trabajo.

Alex Sender
Octubre del 2009

Cel. +5156-956707322
astroufoperu@hotmail.com
astroufoperu@yahoo.com
http://www.astroufo.com

Ir a página principal